Todo lo que debes saber sobre los Springer Spaniel

La raza de perros Springer Spaniel encuentra su origen, tal y como su nombre parece decir, en España, pero lo más seguro es que se estandarizaran en Gran Bretaña. De hecho estos perros estaban en Inglaterra ya por el siglo XVII, como demuestran algunos murales y pinturas.

Originalmente los Springer Spaniel se llamaban de otra manera, pero por sus tareas cambió: “springing” significa más o menos “hacer saltar y salir”, refiriéndose a cómo hacían que las presas salieran de sus escondites. Al fin y al cabo, como buena parte de los spaniel, su primera función es como cazador: rastrear, perseguir y llevar las presas a sus dueños. Seguramente por eso eran tan apreciados.

Este perro es un gran rastreador y cazador, pero también es muy bueno en torneos de agilidad gracias a su constitución equilibrada, y su natural belleza lo convierte en uno de los perros más apreciados en las competencias de conformación. ¡Y no todo son concursos! En casa sigue siendo un perro muy útil: advierte de las visitas, cuida la casa y, desde luego, bien adiestrado es una muy grata compañía.

Gracias a una personalidad cariñosa, afectiva y muy cercana, este animal suele estar muy apegado a su propietario y a la familia en general, lo que lo convierte en un perro muy fácil de educar. ¡Siempre tiene ganas de complacer! Se lleva bien con los niños y también con otros animales domésticos, aunque eso sí: no suelen estar demasiado cómodos con otros perros del mismo sexo.

El Springer Spaniel es un animal muy fácil de adiestrar, porque tiene muchas ganas de ser útil y de hacer feliz a su dueño. Con paciencia, firmeza y un sistema de recompensas para los buenos comportamientos, lograremos el perro más dócil y bien educado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *