¿Quieres saber cómo educar a un Dachshund?

El Dachshund es un de tamaño pequeño y con una curiosa forma alargada; de ahí que se le llame comúnmente “perro salchicha”. Es un animal con mucha energía, al que le gusta correr y moverse entre juegos. No es un perro muy dispuesto a ser obediente y dócil, y eso nos pone trabas en su adiestramiento, así que, ¿cómo educar a un Dachshund?

Este animal tiene orígenes cazadores; de hecho al principio era idóneo para encontrar a conejos y otros roedores y sacarlos de sus madrigueras, donde su cuerpecito alargado le permitía colarse con suma facilidad. Para educar a un dachshund debemos tomar en cuenta estas cuestiones: si bien no es exactamente un sabueso ni exactamente un terrier, tiene un buen olfato como los primeros, y tendencias cazadoras y mucha energía que gastar como los segundos.

Un dachshund es de naturaleza inquieta, muy excitable. Debemos tener en cuenta eso a la hora de educarle: significa que a causa de una personalidad nerviosa, muy movida y en ocasiones incluso dominante, nos vemos en la necesidad de ser muy estrictos con él, más de lo que seríamos con un perro dócil que estuviera ansioso por complacernos.

Mímalo, pero no en exceso, y desde luego no cuando te lo pida: sólo cuando lo merezca. Así es como conseguirás un dachsund equilibrado y perfectamente educado.

Para educar a un dachshund debes asegurarte de ser muy firme y seguro, y sobre todo: consecuente. Cuando es así, es así todos los días, a todas horas. No dejes que su aspecto adorable te haga decir “bueno, sólo por esta vez sube al sofá”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *