Para adiestrar a un Fila Brasileño…

Estamos ante uno de los perros más grandes que hay en el mundo canino. No es el más activo, pero a raíz de su físico y temperamento encontramos en él uno de los mejores perros guardianes, y también de los más fieles. De hecho hay un proverbio que dice “Fiel como un fila”. Esto hace que adiestrar a un Fila Brasileño sea muy sencillo.

Entre los antepasados de esta raza encontramos al bloodhound, al mastín inglés y al dogo. Era necesaria una raza de gran tamaño y fortaleza, con un gran sentido de la disciplina además de un olfato sin igual. Esto es porque el Fila Brasileño era originalmente utilizado para vigilar a los esclavos, y, en caso de huida, para darles caza.

Es por tanto inteligente, obediente y leal, y no tan activo como pueda parecer a simple vista. Por su gran predisposición a la obediencia y la disciplina es un perro muy fácil de adiestrar, porque quiere complacer a su dueño…pero siempre, por supuesto, desde el respeto.

Como ya hemos dicho, esta raza es muy fácil de educar gracias a su naturaleza leal y dócil. Hay que ser firmes, decididos y consecuentes, como es natural en el adiestramiento de cualquier perro. Como el Fila no es excepcionalmente activo no necesitamos darle excesivo ejercicio…¡pero tampoco le permitas volverse un sedentario! El sedentarismo puede terminar en obesidad y enfermedades variadas y muy peligrosas.

Si sigues mis consejos, educar a un fila brasileño será pan comido. Estamos ante un perro con una gran disposición y mucha lealtad, así que será una tarea muy sencilla siempre y cuando te asegures de permanecer firme en el adiestramiento y jamás, repito, jamás intentar sobrepasarte en tus límites como alfa. No lo golpees ni le grites, o no te lo perdonará.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *