Conociendo al Akita

El magnífico Akita es una raza milenaria considerada dentro del patrimonio nacional de Japón, donde también es símbolo de buena fortuna. Su nombre es en honor a la región donde era criado, dentro de la isla de Honshu. El nombre completo es Akita Inu, siendo Inu la voz japonesa para “perro”.

Los perros Akita como se conocen actualmente comenzaron a existir a partir del siglo XV y se utilizaban, por aquellos tiempos para ayudar en la caza mayor o como perro de ataque y defensa. Existe una variedad de esta misma raza, conocida como Akita Americano, que se dice apareció durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se cruzó uno de estos perros con uno raza Pastor Alemán, y sus crías fueron vendidas a los ejércitos de Estados Unidos. Nos ocuparemos de la raza Akita Inu que es la original.

Se reconoce a un perro raza Akita por su tamaño mediano, solido y compacto. Sus orejas son tiesas, de punta redondeada y de poco tamaño. Es un animal de huesos pesados, extremidades fuertes y cola gruesa enroscada hacia el cuerpo. Tiene dos capas de pelo, la interna abundante y fina; la externa abundante, dura y lisa. Su pelo puede ser de colores gris, blanco o atigrado.

Adiestrar a un Akita es sencillo porque es dócil, pero puede complicarse por su carácter independiente y nada sumiso. Una característica distintiva de su carácter es que desconfía de los extraños y permanece tranquilo ante las situaciones complejas, por lo que es buen guardián.

Conociendo al Airedale Terrier

El hermoso Airedale Terrier es una de las razas más nobles y apreciadas para realizar tareas como la caza, el rescate, el pastoreo o la policía, incluso se lo utilizó durante la Primera Guerra Mundial como mensajero y guardián.

Los perros Airedale Terrier provienen de la cruza de la raza Rough-Coated Black con el Tan Terrier y el Otterhound, creada en Inglaterra por los cazadores de nutrias. Por esto, es un perro valiente, con carácter e inteligencia bien marcados. Se lo reconoce por su atención y su lealtad a su familia, lo más importante es que por esa atención, solo ladra cuando tiene un motivo, no es un perro ruidoso. Estas características hacen que entrenar a un Airedale Terrier sea sencillo y divertido.

Se reconoce visualmente al Airedale Terrier por su tamaño grande, comparado con las otras razas de Terrier. Es musculoso y robusto, su cabeza es plana y alargada. El color de su pelaje, que es corto, liso y tupido; es marrón fuego, con un manto color negro o agrisado que se extiende hasta la parte superior del cuello y la cola, esta última es alta y suele cortarse. Otra característica indiscutible del Airedale Terrier son sus orejas chicas, plegadas en forma de V.

Esta raza de perro en particular no requiere muchos cuidados especiales, solo si su pelo está largo o cuando lo cambia (2 veces al año) Necesita hacer ejercicio todos los días y su alimentación debería ser controlada en proteínas.