La personal naturaleza del perro San Bernardo

El San Bernardo es famoso por su función como héroe de personas que se han visto atrapadas en la nieve, sin posibilidad de supervivencia, y han visto a este inmenso y gentil animal que las ha encontrado y salvado. Este animal ha protegido la vida de muchas personas.

Se le identifica, también, por un barril de brandy colgando del cuello; este licor servía para reanimar a las personas que se encontraban al borde de la muerte a causa del intenso frío. Y gracias a la película de Beethoven, la del perro San Bernardo, también se considera este perro como un animal dócil y tierno y amante de los niños.

Es cierto que estamos ante una raza que puede ser cariñosa. De hecho las hembras lo son mucho, pero no tanto los machos, que son muy dominantes y regios, con una personalidad más propia de perros de guardia. Eso los convierte en uno de los mejores para este trabajo.

El San Bernardo necesita un adiestramiento que empiece muy pronto. A causa de su comportamiento suelen ser un poco dominantes con sus dueños, así que tan pronto como sea posible hay que enseñarle quién manda para evitar problemas mayores. No es un perro excitable, y suele ser muy tranquilo, nada destructivo e incluso un poco vago, pero hay que hacerle saber quién es el líder aquí.

El San Bernardo es en definitiva un buen perro de compañía y aún mejor de guardia. Si lo educas desde bien pequeño tendrás al mejor compañero y guardián, que protegerá tu casa y tu familia con todas sus fuerzas.

Cómo educar a un Samoyedo

El adiestramiento de un Samoyedo no es sencillo. Estamos ante un perro con una gran energía, en constante movimiento, cuya atención tiende a disiparse con facilidad; es un animal muy inteligente, ¡pero no le gusta prestar atención a cosas aburridas como un aprendizaje! Hay que tener mucha paciencia con este perro, pero es una de las mejores mascotas que se pueden escoger.

Esta raza es muy popular. Seguramente se debe a su temperamento juguetón y tierno: el Samoyedo siempre está dispuesto a jugar con lo que sea, ya sean sus dueños, los visitantes u otros animales. Este es uno de los mayores motivos por los que no es muy buen perro guardián, pero su predisposición al ladrido lo convierte en el perfecto perro de alerta.

Estamos ante un perro que es muy activo y juguetón que, si se le permite, puede volverse un poco destructivo; si está ansioso o se siente solo puede ensañarse con los muebles o con la ropa o zapatos, así que lo mejor es que tenga a su disposición juguetes que masticar.

Para adiestrarlo el mejor método es el de las recompensas, o en otras palabras, el adiestramiento positivo. Utiliza señuelos o premios para enseñarle a hacer lo que quieras. A veces basta con unas caricias para hacerle el perro más feliz del mundo, así que ve variando las recompensas. Averigua lo que le gusta para que el adiestramiento sea más efectivo.

El Samoyedo es un poco vago para el aprendizaje, así que hay que tener mucha paciencia. No es imposible de educar, sólo se necesita toneladas de santa paciencia y muchas ganas de tener la mejor mascota. Con amor, ejercicio, firmeza, disciplina y premios conseguirás que sea el más dócil de los perros.

Los mitos de los perros Rottweiler

De los Rottweiler se comentan rumores sobre su agresividad y la facilidad de morder al ser humano, especialmente enardecidos por sus orígenes como perros guardianes en Alemania. Nada más lejos de la verdad.

El Rottweiler es un animal muy dócil, leal y cariñoso. Hay criadores que seleccionan a los perros más dominantes, pero en realidad estamos ante una raza muy sumisa y dócil con su dueño. Es inherente a la raza una lealtad incuestionable y una vigilancia constante del hogar y de la familia. Es muy protector y defenderá a su manada con todo lo que tenga sin importar las consecuencias, lo que le convierte en uno de los mejores guardianes.

El Rottweiler es encantador con la familia, y también muy tolerante con los niños. El problema es que tiene mucha energía, así que hay que saberlo controlar; para eso necesitamos un buen adiestramiento que nos ayude a dominar a este valeroso y protector perro.

Así pues, estamos ante un animal que en realidad no es en absoluto agresivo por naturaleza, de hecho es muy tranquilo y alerta. Por supuesto, defenderá a su familia, en especial si se le adiestra como un perro guardián, pero no atacará sin provocación bajo ningún concepto. Es un animal seguro, sereno, que con el adecuado adiestramiento puede convertirse en un animal perfecto para cualquier familia.

El Rottweiler es un perro que puede sufrir varios problemas de salud, como la conocida displasia de cadera, pero aparte de eso no se conocen enfermedades comunes en su raza. La media de vida ronda los once años, y las camadas, como curiosidad, pueden llegar a tener 11 cachorros, nada menos.

Los perros Rodesianos

El perro de raza Rodesiano (también llamado Rhodesian Ridgeback, o perro crestado) es un animal originario de África, siendo utilizado por los aborígenes como cazador en las estepas y como guardián de ganado durante la noche. Se dice que entre sus ancestros se cuentan el Collie, el Greyhound, el Pinter y el Gran Danés, pero los registros son poco claros.

El Rodesiano es un perro tierno, amigable y leal, nada agresivo. A menudo la cresta de su lomo (de ahí el nombre, “perro crestado”) da la sensación de que está erizado y se encuentra en actitud agresiva, pero no es cierto. Es muy familiar y tolerante con los niños, aunque cuando juegue con ellos es mejor que haya un adulto supervisándolo: tiene mucha fuerza.

En casa tenemos un perro ideal, porque le gusta estar en el interior con sus dueños, de modo que no es bueno dejarlo en el jardín todo el tiempo. Pueden llegar a ser muy dependientes de sus propietarios, siempre buscando su atención, su cariño y sus elogios. Como el rodesiano es un perro con mucha energía siempre es recomendable que tenga patio para moverse a sus anchas.

Como cazador el rodesiano es magnífico, por supuesto, así como perro guardián. Rastrea con firmeza y determinación una presa y la persigue hasta darle caza, y después la lleva hasta su dueño. Soporta el trabajo y las inclemencias del tiempo estoicamente sin dar muestras de cansancio.

El adiestramiento del rodesiano es fácil de llevar a cabo. Estamos ante un perro con muchas ganas de complacer a su dueño, y su gran inteligencia le permite aprender las cosas con mucha facilidad. Es recomendable cansarlo antes de las sesiones de entrenamiento, pero aparte de eso verás que se mostrará ansioso por complacerte.

Para tener un perro de la raza pug

El adiestramiento del pug no es tan difícil como muchas personas piensan. Es cierto que tiene facilidad para distraerse y es muy cómico: parece que le guste el sonido de la risa humana, porque siempre parece estar haciendo el payaso. No obstante, también es un perro tranquilo al que es fácil educar.

El pug vive tan tranquilo en pisos como en casas, de cualquier tamaño. Es limpio y de hecho incluso huele poco a perro, algo que sorprende a muchos propietarios primerizos. Eso sí, es un poco ladrador (y su ladrido es muy grave, extraño para su reducido tamaño) cuando suena el timbre o llegan visitas, y muchos ejemplares roncan.

Es un buen perro para ancianos y para personas discapacitadas, pero no debemos olvidar que también necesita su parte de ejercicio; si no se lo damos se volverá sedentario, y si no se convierte en un torbellino de nervios sufrirá de obesidad.

A la hora de elegir este perro debes tomar en cuenta sus necesidades. Comida equilibrada, un poco de sano ejercicio, paseos diarios, compañía y afecto. Como es un poco independiente no necesitará que estemos siempre encima de él, pero siempre estará dispuesto a hacer gracias para el deleite de sus dueños, ¡eso sin duda!

En definitiva, para tener un pug no necesitas ser un gran deportista ni tener grandes nociones de adiestramiento canino, basta con que sepas poner límites, seas firme, y sobre todo tengas muchas ganas de divertirte con tu perro.

Los perros Poodle Mini Toy

El Poodle Mini Toy es la versión más pequeña del poodle, también llamado “caniche”. Como su primo mayor, este perro posee una mezcla de fortaleza, vitalidad y elegancia a causa de sus orígenes y su historia, lo que lo convierte en uno de los animales más codiciados por las altas esferas.

El Poodle Mini Toy es un excelente nadador y también le gusta mucho correr. Es atlético, pero donde mejor se siente es en las ciudades. Es rápido, ligero,…La palabra que mejor lo describe, a él y a los poodle más grandes, siempre será “elegante”. Además es un perro muy inteligente. ¿Sabías que está en el segundo lugar en el promedio de inteligencia, de entre más de cien razas distintas?

Este perro es muy apegado a su familia, muy dedicado y cariñoso. Es bueno para familias numerosas, y perfecto para los niños, aunque eso sí: siempre que lo eduquemos adecuadamente, le demos los estímulos adecuados y le permitamos convivir con nosotros el máximo tiempo posible. No es un animal que pueda estar solo mucho tiempo: caen en depresión y pueden llegar a morir de añoranza.

Claro que hay que tener en cuenta que es un perro muy ladrador, sobre todo cuando está solo, también muy ansioso, y no acepta en absoluto los modelos de educación agresiva. No se le puede gritar, porque no escuchará, ya no hablemos de ir a mayores…También es bastante destructivo con los objetos de la casa, así que es bueno darle muchos juguetes y enseñarle a masticarlos. ¡Así salvarás tus muebles!

El poodle Mini Toy,
además, gracias a su reducido tamaño es perfecto para espacios muy pequeños, como apartamentos o pisos chiquitos. Eso no significa que no necesite salir, pero sí es cierto que su nivel de actividad es muy bajo en comparación con sus primos mayores.

La buena educación del Pomerania

Este es un perro del tipo Toy, es decir, de los más pequeños que hay. A pesar de eso no es como un terrier, no es demasiado activo ni tiene grandes cantidades de energía; no ladra frenéticamente ante cualquier cosa ni salta ni da vueltas ni culebrea por todas partes, aunque sí se puede educar a un Pomerania como perro de alerta.

Los antepasados de esta raza están en Islandia y Laponia, más adelante llamados Wolfspitz; eran ovejeros y guardianes, y mostraban una gran lealtad y cierta dosis de independencia. Gracias a eso los nobles se interesaron por ellos y empezaron a cruzarlos con perros más y más pequeños hasta que lograron un perrito tamaño toy, un Pomerania, que no pesa más de tres kilos.

Esta raza encuentra sus orígenes en perros de tiro y después con funciones de ovejero. Es por tanto inteligente, obediente y leal, y no tan activo como parece por su tamaño. Son fáciles de adiestrar…siempre que se haga desde el respeto. Un Pomerania jamás tolerará el abuso de poder, y es algo a tener muy en cuenta. Nada de gritos ni golpes ni sustos.

Junto con el labrador, estar aza es muy fácil de educar gracias a su naturaleza leal y obediente. Hay que ser firmes, decididos y consecuentes, pero como sucede en el adiestramiento de cualquier perro. Como el Pomerania no es excepcionalmente activo, como sucede con los perros pequeños, no necesitamos darle excesivo ejercicio…¡pero tampoco le permitas volverse un sedentario!

Si sigues mis consejos, educar a un pomerania será pan comido. Estamos ante un perro con una gran disposición y mucha lealtad, así que será una tarea muy sencilla siempre y cuando te asegures de permanecer firme en el adiestramiento y jamás, repito, jamás intentar sobrepasarte en tus límites como alfa. No lo golpees ni le grites, o no te lo perdonará.

Cómo educar a un pitbull

Para educar a un Pitbull hay que comprender que, lejos de ser un animal agresivo como se cree, estos son perros dulces, dóciles y leales;  es confiable, sociable y muy fiel. Puede ser una máquina de matar, por supuesto; todo depende de la educación que le demos.

Este es sin duda un animal de gran energía que siempre quiere jugar y brincar, pero también un gran perro guardián: adiestrado adecuadamente tendremos a un protector del hogar y la familia como no hay otro igual. Es muy inteligente, lo cual nos interesa a la hora de educar a un Pitbull, pues un perro listo y leal será mucho más fácil de educar. Aprenderá todo cuanto queramos enseñarle, siempre que actuemos como se espera de un líder de manada: debemos ser seguros, serenos y firmes.

Nunca cedamos ante un pitbull, o de lo contrario aprovechará lo que él considera una debilidad y tomará el liderazgo, y es algo que no podemos consentir, porque…¿qué pasa cuando ya no sólo ladra y se orina en casa, sino que muerde los muebles, destroza las zapatillas y ataca a las visitas?

Debemos atajar cualquier actitud agresiva comenzando por la dominación. Nosotros somos los que mandamos, y punto. Hay que hacérselo entender, y la única manera es demostrándole a nuestro pitbull que se hará lo que nosotros digamos. Si no puede subirse al sofá, impídeselo, bájalo, dile “no” con firmeza hasta que lo entienda, y recompénsalo por no subir. Enséñale a obedecerte, que sepa que eso es lo correcto y lo que le va a reportar bienestar. Hazle hacer mucho ejercicio, también: un perro cansado es más dócil que uno repleto de energía desbordante.

En resumen, sé firme y consecuente. Para educar a un pitbull jamás debes doblegarte, o lo tomará como una muestra de debilidad. Sé el líder, sé el alfa, y tendrás el mejor perro de todos.

La correcta educación del pinscher miniatura…

Adiestrar a un Pinscher Miniatura puede ser realmente difícil. Aún con un tamaño muy reducido (como mucho deben pesar seis kilos) es un animal enérgico que en todo momento quiere correr, saltar, rastrear, perseguir lagartijas, cucarachas, ratones, conejos, o cualquier clase de bicho que se le cruce.

Verdaderamente tener uno es como tener un terremoto en casa, ¡y de los fuertes! Es un animal que jamás para. Puede vivir igualmente en un piso pequeño que en una granja con grandes terrenos, pero hay que tenerlo muy vigilado: es extremadamente curioso, así que no se le puede dejar suelto por ahí, ¡o se metería en problemas! Con su tamaño es fácil que se meta en rincones inaccesibles, de manera que hay que lo más importante es adiestrar a tu pinscher miniatura para que responda a la llamada de su dueño.

Hay personas que erróneamente piensas que los perros pequeños no necesitan educación. No quieres que tu pinscher miniatura se haga sus necesidades en casa, ladre como loco o escape por la calle, ¿verdad? Debes educarlo, y el mejor consejo que te puedo dar es que premies los buenos comportamientos. ¿Qué está royendo la pata del sofá? Bueno, dile “¡no!”, pásale un juguete, y cuando lo muerda recompénsalo. ¡No hay mejor manera para el adiestramiento canino!

Por supuesto que para educar a un pinscher miniatura puedes encontrar dificultades. Este pequeño torbellino es difícil de manejar, pero si lo adiestras adecuadamente, recompensándolo cuando se porte bien, tendrás el perrito más fiel y adorable de todos.

Cómo educar a un Pinscher

Educar a un Pinscher puede ser llegar a ser difícil; a pesar de su tamaño relativamente pequeño (no suelen llegar a los cincuenta centímetros de cruz) lo cierto es que tiene complejo de tornado. En todo momento quiere correr, saltar, rastrear, perseguir lagartijas, cucarachas, ratones, conejos, o cualquier clase de bicho que se le cruce.

Este perro es por genética muy enérgico. Tener un pinscher es tener un terremoto en casa, ¡y de los fuertes! Es un animal que jamás para. Puede vivir igualmente en un piso pequeño que en una granja con grandes terrenos, pero cuidado: hay que tenerlo vigilado, porque también es muy curioso. Con su tamaño es fácil que se meta en rincones inaccesibles, de manera que hay que lo más importante es educar a tu pinscher para que responda a la llamada de su dueño, o cuando se esconda será imposible de encontrar.

Hay personas que creen que los perros pequeños no necesitan educación. ¡Craso error! No quieres que tu pinscher se haga sus necesidades en casa, ladre como loco, persiga cualquier bicho, te ignore cuando lo llames o escape por la calle, ¿verdad? Debes educarlo, y el mejor consejo que te puedo dar es que premies los buenos comportamientos.

¿Qué está royendo la pata del sofá? Bueno, dile “¡no!”, pásale un juguete, y cuando lo muerda recompénsalo. ¡No hay mejor manera para el adiestramiento canino! Jamás trates de golpearlo por portarse mal, porque estamos ante un perro que no tiene problemas para volverse y morder.

Por supuesto que para educar a un pinscher puedes encontrar dificultades. Este pequeño torbellino es difícil de manejar, pero por suerte también tiene tendencia servil y obediente, así que si lo cansas antes de adiestrarlo podrás educarlo como quieras, siempre recompensándolo cuando se porte bien, y así tendrás el perrito más fiel y adorable de todos.