El Boston Terrier; guardián y juguetón

Los norteamericanos tienen la responsabilidad de haber creado la raza Boston Terrier. Fue la primer raza de perros que surgió en Estados Unidos. Como lo indica su nombre, surgió en Bostón, alrededor de 1860.

Varias versiones – algunas con tono de leyenda – hablan de cómo sucedió la creación de esta raza. Por un lado, se considera que el Boston Terrier es cruza del Terrier Blanco Inglés y el Bulldog. Ciertas informaciones atribuyen la creación de la raza a un pasatiempo de los empleados de las residencias de alta sociedad de Boston. Según esa leyenda, los criados mezclaban a los perros de sus empleadores para entretenerse.

Entre 1929 y 1935 el Boston Terrier tuvo el podio de la mayor popularidad entre los estadounidenses. Hoy, la raza es usada como mascota y para terapia de personas con dificultades motrices. Esto fue así dado el temperamento fuerte pero amistoso y afectuoso de estos perros.

Aunque es un animal chiquito se destaca por su valentía, que le permite cumplir funciones como perro guardián. Se lleva muy bien con los niños, siempre y cuando no se juguetée en exceso con su cuerpo.

También por su tamaño, es muy útil para tener en un apartamento. Tiene una tendencia a ser jugetón, con lo que la diversión está asegurada pra todos en el hogar. Además, no requiere cuidados super especiales. Su pelo es corto y prolijo, no es necesario cepillarlo de forma frecuente. Su propio instinto lo hacer ser una animal limpio.

No es de ladrar a menudo, rasgo que contribuye a tener paz en la casa, aunque sí puede hacerlo cuando llegan extraños que no reconoce.

Algunas cualidades algo más negativas del Boston Terrier son las siguientes: a pesar de su naturaleza cariñosa, puede manifestar fuertes celos hacia otras mascotas. Esto se soluciona haciendo un conocimiento gradual entre uno y otro sin que perciba cambios abruptos. Cuando ya hay otra mascota introducida es bueno que siga siendo centro de atención.

También, los Boston Terrier padecen problemas de sordera desde su nacimiento. No es que vaya a suceder con cada ejemplar, pero sí es una tendencia fuertemente marcada en la raza. Los controles frecuentes por parte del veterinario son recomendables.

Su pelo puede ser de colores variados, como el blanco, negro, o el “foca”, que es un negro con ciertos tonos rojizos a la luz directa del sol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *