Conociendo al Akita

El magnífico Akita es una raza milenaria considerada dentro del patrimonio nacional de Japón, donde también es símbolo de buena fortuna. Su nombre es en honor a la región donde era criado, dentro de la isla de Honshu. El nombre completo es Akita Inu, siendo Inu la voz japonesa para “perro”.

Los perros Akita como se conocen actualmente comenzaron a existir a partir del siglo XV y se utilizaban, por aquellos tiempos para ayudar en la caza mayor o como perro de ataque y defensa. Existe una variedad de esta misma raza, conocida como Akita Americano, que se dice apareció durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se cruzó uno de estos perros con uno raza Pastor Alemán, y sus crías fueron vendidas a los ejércitos de Estados Unidos. Nos ocuparemos de la raza Akita Inu que es la original.

Se reconoce a un perro raza Akita por su tamaño mediano, solido y compacto. Sus orejas son tiesas, de punta redondeada y de poco tamaño. Es un animal de huesos pesados, extremidades fuertes y cola gruesa enroscada hacia el cuerpo. Tiene dos capas de pelo, la interna abundante y fina; la externa abundante, dura y lisa. Su pelo puede ser de colores gris, blanco o atigrado.

Adiestrar a un Akita es sencillo porque es dócil, pero puede complicarse por su carácter independiente y nada sumiso. Una característica distintiva de su carácter es que desconfía de los extraños y permanece tranquilo ante las situaciones complejas, por lo que es buen guardián.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *