Consejos para el adiestramiento a un Schnauzer Mediano

Para adiestrar a un Schnauzer Mediano hay que tomar que es un animal muy versátil que puede llevar a cabo una gran multitud de tareas. Ha sido usado como pastor, como cazador de alimañas en casa, como perro de alerta, perro guardián,…Es fiel, desconfiado con los desconocidos, y muy sociable con sus seres queridos. Todo cualidades de un perro con mucho que enseñar.

Sabemos que este animal es de naturaleza enérgica, porque, con la cantidad de tareas diferentes que puede hacer, ¡sería un problema si no contara con la fuerza necesaria para ellas! Es algo a tener en cuenta a la hora de adiestrar a un Schnauzer Mediano, pues un perro con facilidad para echarse a ladrar y saltar tendrá más dificultades para prestar atención a algo concreto y aprender lo que queramos enseñarle. Aprenderá, sin ninguna duda, pero debemos actuar como un líder de manada: debemos ser seguros, serenos y firmes, sin dejarnos enternecer por sus cabriolas ni tampoco permitamos que nos venza con su testarudez.

Nunca cedamos ante un perro, y desde luego jamás ante un schnauzer. Como pasa con muchas razas, en especial las más enérgicas y alertas, tienden a aprovechar la debilidad para tomar el liderazgo, y es algo que no podemos consentir. Oh, está bien si se sube al sofá aunque le digamos que no y pida comida hasta que le demos un poco, ¿pero qué pasa cuando empiece a roer nuestras cosas y atacar a los viandantes de la calle?

Debemos atajar cualquier actitud agresiva empezando por evitar la dominancia. Nosotros somos los que mandamos, y punto. Hay que hacérselo entender, y la única manera es demostrándole a nuestro schnauzer que se hará lo que nosotros digamos, ni más ni menos. Si no puede subirse al sofá, impídeselo, bájalo, dile “no” con firmeza hasta que lo entienda, y recompénsalo por no subir. Enséñale a obedecerte, que sepa que eso es lo correcto y lo que le va a reportar bienestar. Hazle hacer mucho ejercicio, también: un perro cansado es más dócil que uno repleto de energía desbordante.

En resumen, sé firme y consecuente. Para adiestrar a un schnauzer mediano jamás debes doblegarte, o lo tomará como una muestra de debilidad. Sé el líder, sé el alfa, y tendrás el mejor perro de todos.