Cómo es el Bernés de la Montaña

El hermoso Bernés de la Montaña, también conocido como Boyero de Berna o Bouvier Bernois llega desde Suiza y fue criado como guardián tanto de los rebaños como de la casa donde vivía. Pero también lo utilizaban para tirar de los carros lecheros, por lo que han formado su raza como una de las más activas y obedientes.

Los perros Bernés de la Montaña son los más indicados si quieres adiestrar una raza como perro de terapia, como compañía de los niños, para búsqueda o para deportes de exhibición. Por sus características necesita hacer mucho ejercicio y disfruta cuando se lo hace buscar y traer.

Sus características físicas hacen al Bernés de la Montaña un perro realmente bello. Es grande, bien proporcionado y fuerte. Sus orejas, medianas y triangulares, cuelgan un poco a los lados y su cola peluda llega hasta el torso. Su pelo es largo, fino y de 3 colores: negro, fuego y blanco, que se mezclan en las mejillas, piernas, ojos y pecho. Sus manchas son simétricas.

El perro Bernés de la Montaña no es indicado para los departamentos u hogares sin espacio. Si no tienes un lugar donde pueda correr o caminar, deberías sacarlo a diario. No necesita estar dentro ya que su salud es fuerte, pero si necesita de una cucha donde refugiarse. Durante los paseos o los juegos puedes aprovechar para adiestrarlo, ya que recibe muy bien las ordenes.

Solo tendrás que cuidar su hermoso pelo, cepillándolo a diario, cosa que también disfrutará, ya que es cariñoso. El único problema grave que puede tener es la displasia de cadera, pero si lo alimentas bien y lo llevas al veterinario con regularidad estará sano y fuerte.