Conociendo al Bedlington Terrier

Los extraños perros Bedlington Terrier son hermosos perros, que más se parecen a ovejas flacas… su cabeza con forma de pera está cubierta por un tupido pelaje blanco y suave que es característico de esta raza y que además requiere los cuidados de un estilista canino profesional.

Los perros Bedlington Terrier son de origen inglés y son de los más antiguos en la zona, especialmente en el distrito de Gran Bretaña que les da nombre. Sus características lo hacían un perro ideal para acompañar a los mineros, quienes lo llevaban para que persiguiera a las ratas y también era fiel compañero de los cazadores de zorros, liebres y tejones. Por esto, adiestrar a un Bedlington Terrier para rastrear es ideal.

Las características físicas de la raza Bedlington Terrier lo hacen un perro gracioso a la vista. Es musculoso y sus patas traseras parecen más largas que las delanteras, su cabeza es pequeña y pulida, sus orejas, también pequeñas y ovaladas caen más debajo de la mandíbula y se le suele cortar el pelo haciendo un pompón en los extremos, lo mismo se hace en la cola que se estrecha hacia la punta. El pelaje del Bedlington Terrier es grueso y tupido y sus colores son sorprendentes, blanco puro, azulado, marrón o arena. Estas características hacen que necesite ser aseado periódicamente y con cuidado.

El perro Bedlington Terrier es ágil, inteligente y juguetón. Esto lo hace muy activo, por lo que debe hacer abundante ejercicio a diario. Su dieta debe ser exclusiva de alimento balanceado para perros, ya que no tolera bien otro tipo de comidas, aunque su salud es fuerte.