Bloodhound, el perro de rastreo

De todos los perros grandes la raza Bloodhound es el más indicado para rastrear y cazar. Es un  perro de origen belga y también es conocido como Perro de San Huberto, porque fue criado por los Monjes de San Huberto en el Monasterio de Andain durante el siglo VII, a quienes ayudaba a encontrar peregrinos perdidos en el bosque. La raza actual es la cruza de estos perros con los Mastín en Inglaterra durante el siglo XI.

Los perros Bloodhound son sociables y no será difícil adiestrarlo porque es inteligente, afectuoso y perseverante. Será importante educarlo desde cachorro para que sociabilice con otros perros porque puede no mostrarse amable.

Se reconoce a un Bloodhound por su tamaño y su aspecto pesado, su cabeza es larga y arrugada, la piel le cuelga en los laterales y sobre la frente. Sus orejas son largas y bajas. El pelo, que es fuego y negro o fuego y marrón, es corto y duro. Los pliegues que tiene en la piel deben ser revisados con regularidad, cuando se puede aprovechar para cepillarlo.

La salud de esta raza de perros es fuerte, pero necesita estar en un ambiente amplio y hacer ejercicio periódicamente. Su alimentación también debe ser moderada porque puede sufrir problemas en el estómago, pero si se lo adiestra desde pequeño, será la mejor compañía para toda la familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *